viernes, enero 13, 2012

The last chapter


Esto es seguro, tarde o temprano a todos se nos terminan los capítulos, tan solo me pido muchoymuyfuerte que ojalá antes de que finalice mi librucho vital, algún capítulo haya narrado en primera persona, algo asombroso, increíble, tan inaudito como vivir la alucinante experiencia apellidada Proeza, de que algo salga bien, y además bien del todo, eh!!! Nada de regulero, lo sé, toda una odisea...Quizá exagero, bueno, no. Y que conste que soy consciente del grado de dramatismo baratijero chapurriano choricero de lo escrito. Aunque bueno, siempre queda lo de escuchar música mientras me zampo un bocata perfecto, ese sería un bonito final llegado el momento, pero Sr. Final usted no tenga prisa, eh!?!! Que a ver si ahora se me van a atragantar las orejas mientras mastico música, en mi línea vamos....A todo esto, el tipo cuadrado de ahí arriba ( y no es de gimnasio, doy fe que lo suyo es genética pura )se llama, bueno se llamaba Dulcimeo el Libroso. Y ya por hoy me dejo de castañas, aunque demasiado buen humor se me ha quedado, para ser una tipa que se ha tirado toda la tarde pintando a mano la sopa de letras, he dicho U_U